Aunque aún quedan muchas dudas por aclarar por parte de la Agencia Tributaria sobre la facturación para todo profesional y empresas sobre facturar con QR que tendrá entrada en vigor el próximo día 01.07.2025 según real decreto 1007/2023, de 5 de diciembre por el que se aprueba el reglamento que establece los requisitos que deben adoptar los sistemas y programas informáticos, procedemos a realizar un breve resumen:

REAL DECRETO 1007/2023, DE 5 DE DICIEMBRE POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO QUE ESTABLECE LOS REQUISITOS QUE DEBEN ADOPTAR LOS SISTEMAS Y PROGRAMAS INFORMÁTICOS

Antes del 1 de Julio de 2025 los OBLIGADOS TRIBUTARIOS deberán tener operativos los SIF (Sistemas Informáticos de Facturación) adaptados a las características y requisitos que se establecen en Reglamento y en su normativa

OBJETIVOS:

  • Control del fraude.
  • Protección de la competencia  Promover la colaboración ciudadana  Digitalización de empresas.

REQUISITOS QUE DEBERAN CUMPLIR LOS SISTEMA INFORMATICOS DE FACTURACION

  • Que generen un registro de facturación al expedir cada factura.
  • Que tengan capacidad de remitirlos a la Administración tributaria.
  • Que garanticen el cumplimiento de las anteriormente citadas características de seguridad y control, así como la adopción de formatos estándar de datos.

PRINCIPALES MEDIDAS DE SEGURIDAD Y CONTROL:

  • QR en la factura para tener la posibilidad de cotejarla en la AEAT.
  • Cálculo de las huellas del contenido de los registros de facturación generados, que quedan encadenados a través de aquellas.
  • Firma electrónica de los registros de facturación.
  • De manera “voluntaria” posibilidad de remitir inmediatamente a la AEAT los registros de facturación. (VERIFACTU)

La norma también incluye dos elementos de seguridad para garantizar que no se alteran los registros de facturación una vez producidos:

  1. El denominado ‘hash’ encadenado. Es decir, cada factura genera una huella única que la vincula con determinados elementos de las facturas anteriores, de modo que una alteración en cualquier factura altera la referida huella.
  2. En segundo, lugar la firma electrónica de los registros que no es necesario en el supuesto de envío de datos voluntario a la Agencia Tributaria.

OBLIGADOS TRIBUTARIOS

  1.  Los contribuyentes del IS (con la excepción de las entidades exentas referidas en el artículo 9.1 LIS y las parcialmente exentas, que solo se verán afectadas por estas obligaciones en relación con sus operaciones que no se beneficien de la exención).
  2. Los contribuyentes del IRPF que desarrollen AAEE (Actividades Económicas).
  3. Los contribuyentes del IRNR (Impuesto sobre la Renta de No Residentes) que obtengan rentas mediante EP.
  4. Las ERAR (Entidades sin personalidad jurídica en atribución de rentas) que desarrollen AAEE, sin perjuicio de la atribución de rendimientos que corresponda efectuar a sus miembros.

No obstante, quedan excluidos los contribuyentes que lleven sus libros registro a través de la sede electrónica de la AEAT (SII).

SISTEMAS VÁLIDOS

Los usuarios pueden optar por cumplir las obligaciones mediante un SIF que cumpla los requisitos exigidos o mediante la aplicación informática que pueda desarrollar la Administración tributaria.

Sea cual sea el método utilizado, el SIF (Sistema Informático de Facturación) debe:

  1. Garantizar la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e Inalterabilidad de los registros de facturación y, además,
  2. permitir la remisión por medios electrónicos a la Administración tributaria de los registros de facturación de forma continuada, segura, correcta, íntegra, automática, consecutiva, instantánea y fehaciente.

En relación con el primero de los requisitos, se debe garantizar que los registros generados no puedan ser alterados sin que el SIF lo detecte y avise de ello, de modo que no se puedan ocultar o modificar datos registrados en el sistema o añadir otros simulados o falsos, contando con un registro de eventos que recoja las interacciones con el sistema.

Se debe, además:

  1. Asegurar la trazabilidad de los registros de facturación, de modo que se pueda verificar su secuencia desde el primero hasta el último y
  2. garantizar su adecuada conservación, accesibilidad y legibilidad.

Dado que se debe garantizar el acceso a los registros por la Administración Tributaria, se requiere que cualquier información confidencial de carácter no patrimonial quede disociada en el sistema de la que tenga trascendencia fiscal.

DOS NUEVOS SUPUESTOS DE INFRACCION TRIBUTARIA GRAVE:

1.- SANCIONES

  • EN GENERAL: La infracción señalada en este apartado (fabricación, producción y comercialización de sistemas y programas informáticos que no se ajusten a lo establecido en el art. 29.2.j) de la LGT) se sancionará con multa pecuniaria fija de 150.000 € por cada ejercicio económico en el que se hayan producido ventas, y por cada tipo distinto de sistema o programa informático o electrónico que sea objeto de la infracción.
  • FALTA DE CERTIFICACIÓN: No obstante, las infracciones de la letra f) el apartado 1 de este artículo (falta de certificación) se sancionarán con multa pecuniaria fija de 1.000 euros por cada sistema o programa comercializado en el que se produzca la falta del certificado.

2.- ART. 201-BIS.2 LGT (Para el contribuyente)

Constituye infracción tributaria la TENENCIA de los sistemas o programas informáticos o electrónicos que:

  • No se ajusten a lo establecido en el artículo 29.2.j) de la LGT
  • No estén debidamente certificados teniendo que estarlo por disposición reglamentaria, o
  • Se hayan alterado o modificado los dispositivos certificados.

SANCIÓN: multa pecuniaria fija de 50.000 euros por cada ejercicio, cuando se trate de la infracción por la tenencia de sistemas o programas informáticos o electrónicos que no estén debidamente certificados, teniendo que estarlo por disposición reglamentaria, o se hayan alterado o modificado los dispositivos certificados.